Cómo optimizar la red

A menudo recibimos consultas de nuestros clientes sobre cómo optimizar la red ya que no suelen tener mucha noción de por dónde empezar. Esta pregunta suele aparecer en los usuarios cuando vienen acumulando, desde hace tiempo, diversos problemas de rendimiento en el día a día. Lo primero y primordial es realizar un buen diagnóstico: ¿es la red el causante de todo? La lentitud que se siente al utilizar sistemas internos de la empresa, muchas veces es confundida con problemas de la red. Por eso mismo, aquí enumeramos algunos casos y procedimientos típicos para ayudar a detectar los reales inconvenientes.

 

  1. Las PCs obtienen conexión limitada o nula: primero que todo, debemos revisar si las placas de red toman IP. ¿Se agotó el scope de direcciones IP a otorgar por parte del DHCP? Una buena forma de probar esto es si asignamos una IP fija y obtenemos conectividad plena. En caso de que no, deberíamos revisar la conexión entre el switch correspondiente al área y el switch de distribución
  2. Lentitud para abrir archivos compartidos: ¿solamente ocurre con un servidor y/o PC en particular? ¿Las conexiones están a 10, 100 o 1000 Mb?
  3. Las consultas al SQL tardan demasiado: es fundamental ver si la misma consulta, ejecutada de forma local en el servidor, se demora también. De ser así, entonces sabemos que no es algo causado por la red
  4. Hay microcortes en la transferencia de datos: si el cableado es nuevo, lo ideal es certificarlo para corroborar que no hayan problemas con este factor. En caso de que sea antiguo, quizás lo más conveniente es volver a cablear las áreas con problemas

 

Habiendo confirmado que el problema no proviene de los servidores y/o las PCs, recomendamos en primera instancia pasar todos los switches a velocidad de 1 Gb, si es que ya no lo están. Hoy en día, si en la empresa hay presente aún un switch de 100 Mb, lo más probable es que esté obsoleto y sea buena idea renovarlo.

Por otra parte, también es recomendable configurar las cascadas de equipos con trunks. No sólo hará que aumente la velocidad de transmisión, sino que también nos dará una vía de redundancia en caso de falla de cable o puerto (sea fibra o UTP).

 

 

Redacción: Emanuel del Rivero